Skip Navigation LinksLa empresa > ¿Quienes somos?

En el año 1966 se funda la primera sociedad (MANZANO HERMANOS, S.R.C.) perteneciente a la familia, se amplia el negocio considerablemente y se monta, a través de los años, una planta de envasado de todo tipo de Aceites Comestibles, dotando a las instalaciones de maquinaria para filtración, higienización, almacenaje, etc., comenzando entonces el mercado marquista, con evidentes síntomas de mejora constante de calidades, presentaciones, formatos y todo lo que requería una adecuada presentación en los mercados de consumo. Constituida en 1980 como Sociedad Anónima (ACEITES MANZANO, S.A.), se vuelven a realizar ampliaciones Industriales y Técnicas.

Aceites ManzanoHacia 1984, la Empresa inicia, en las afueras de Beniel, las obras de lo que posteriormente sería una de las instalaciones aceiteras más importantes de su zona de influencia, incorporando la fabricación de envases para nuestro abastecimiento, así como magníficas dotaciones de maquinaria, silos de almacenaje, y técnicas avanzadas de Control, contando con los medios para la obtención de productos terminados en las debidas condiciones de Cantidad y Calidad. A partir de estos momentos iniciamos una nueva andadura en el campo de la exportación, sin dejar de fortalecer el mercado Nacional ya existente.

La calidad se ha convertido en una herramienta fundamental de gestión y en este sentido hemos certificado procesos y adaptado y posicionado gran cantidad de productos capaces de satisfacer la demanda de clientes y consumidores a corto, medio y largo plazo.

A lo largo de los últimos años y de los próximos, estaremos siendo testigos de un crecimiento progresivo del consumo de Aceites de Oliva a nivel mundial. El Aceite de Oliva es un producto natural, el zumo de la aceituna, cuyas cualidades le hacen ser uno de los productos más representativos de la Dieta Mediterránea, y también de los más sabrosos y saludables. Todo este crecimiento implica igualmente de conocimientos y de un desarrollo tecnológico que esta industria en ambos casos posee, y que le permite con total garantía, no sólo mantenerse sino ser cada vez más competitiva.

Las inversiones llevadas a cabo, nos permiten disponer de una industria moderna y adaptada a las exigencias actuales de un producto que como el sector de los aceites comestibles, siempre se encuentra en constante evolución y no sólo por su demanda popular, sino por la continua innovación de sus técnicas analíticas, productivas y comerciales.